Lo que el charco se llevó

Mientras en verano las charcas están secas desde hace meses, los científicos se apresuran para realizar sus estudios.

 



Hemos tenido la suerte de colaborar en dos estudios fundamentales para el conocimiento y la conservación de los crustáceos branquiópodos en la Península Ibérica.





Revisando la distribución ibérica de estos taxones (a continuación vienen los mapas actualizados! un auténtico trabajo "de hormiga"):

Sala, J., Gascón, S., Cunillera-Montcusí, D., Alonso, M., Amat, F., Cancela da Fonseca, L., … Boix, D. (2017). Defining the importance of landscape metrics for large branchiopod biodiversity and conservation: the case of the Iberian Peninsula and Balearic Islands. Hydrobiologia.




Determinando el estado de conservación de las especies endémicas y más amenazadas según criterios UICN. Y dónde se comprueba de nueva que la prioridad absoluta es Linderiella baetica:
García de Lomas, J., Sala, J., Barrios, V., Prunier, F., Camacho, A., Machado, M., … Muñoz, G. (2017). How threatened are large branchiopods (Crustacea, Branchiopoda) in the Iberian Peninsula? Hydrobiologia.




Ahora toca a la sociedad y administraciones recoger este conocimiento para convertirlo en lineas de acción. Sabemos desde hace décadas que las charcas temporales están desapareciendo de nuestros paisajes; a pesar de su importancia biológica e incluso legado cultural (pensar en La Mesta y su necesidad de agua ; los paisajes agrícolas tradicionales ; las antiguas lagunas muy extensas que conformaban identidad propias de territorios, etc.)


Desde aquí queremos agradecer a los principales instigadores de estos trabajos: Jordi Sala, Dani Boix y Juan García de Lomas. Es una gran suerte poder contribuir desde una Asociación a investigaciones de esta envergadura. Fruto de todo un trabajo de equipo... así que aprovechamos para felicitar nuestros co-autores y agradecer de nuevo a todas las personas Animadas que nos ayudado con los estudios de charcas.

Que pronto, llegan las lluvias...