La fuga de Alcatraz II

¡¡¡Cómo me gustan los alcatraces!!!

 

Desde la primera vez que los vi en la costa malagueña hace ya varios años (2010), me fascinaron. Ese blanco impoluto, la forma de su cabeza y pico, adaptados perfectamente a soportar la presión que ejerce el agua cuando se lanzan en picado hacia el mar. Esa finura y elegancia de vuelo… esos vuelos migratorios en perfecta formación, a ras de mar…


En 2012 fuimos a visitar una colonia en Bretaña. Fue otro espectáculo que impregnó mi retina para siempre, Juntos pero no revueltos , miles de alcatraces se encargaban de su nido, algunos seguían en cortejo, los más avanzados ya tenían a sus pollos.



Todo esto no me dejó indiferente y un proyecto creativo vino a mi cabeza. Tras los últimos avistamientos realizados desde el faro de Calaburra durante el censo de la RAM de febrero de este año 2015, el proyecto se ha vuelto a poner en pie en mi cabecita y salir de su celda del tiempo. A ver si ahora lo consigo¡¡¡ os iré contando….