Aves forestales en Sierra Morena

En el taller de “Aves Forestales de Sierra Morena”, con financiación de los fondos FEADER, e impartido por el ornitólogo Rafa Romero Porrino, han participado 22 alumnos de diversa procedencia geográfica, en su mayoría de Andalucía (de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén) pero también han venido desde Madrid y Salamanca.

Las sesiones teóricas han tenido lugar en instalaciones del Camping “Puente Nuevo”, concretamente en una pequeña sala pero de espacio suficiente para albergar a la totalidad de participantes.
Las sesiones teóricas así como algunas de las prácticas (puesta en común de las anotaciones de la práctica “el coro del alba”) se han desarrollado en las instalaciones del Camping “Puente Nuevo” o bien en sus alrededores (escucha de aves nocturnas, “el coro del alba”), en un contexto climático marcado por las elevadas temperaturas registradas durante el fin de semana (30-35ºC). Todos, nos alojamos en bungalows y bengalíes del camping.
Dentro de la teoría expuesta durante la sesión teórica de la tarde del viernes se contempló la definición de ave forestal y de los medios y biotopos que este tipo de aves ocupan.
También se analizaron durante la sesión del viernes el papel de los cantos y reclamos en la comunicación de las aves forestales.
Durante el transcurso del taller el profesor ha podido demostrar claramente su gran dominio en la materia, además de ser un gran comunicador y una excelente persona. Para facilitar su tarea se ha procurado que en todo momento estuviera asistido por la presencia de algún miembro de la asociación El Bosque Animado. 
Parada en la ruta del Névalo para escuchar y observar aves forestales.
Las mencionadas prácticas así como las dos rutas ornitológicas llevadas a cabo (“Pinares de Cabeza Aguda”, el sábado; “Castillo del Névalo”, el domingo) han permitido a los participantes introducirse en el mundo de la observación e identificación de las aves forestales, incidiendo en el apasionante tema de los reclamos y cantos. 
Además, aprovechando los conocimientos entomológicos del profesor así como la presencia de Rafa Tamajón, biólogo de amplia formación pluridisciplinar (botánica-entomológica-aracnológica), se pudieron observar y comentar ciertas especies de plantas y artrópodos singulares, entre los que destacaríamos la bella Euphydryas aurinia, libando sobre flores rosadas de la crucífera Iberis ciliata.
Las dos rutas contempladas en el taller forman parte de la red de rutas ornitológicas contempladas por ADIT Sierra Morena para fomentar el turismo ornitológico de esta comarca. En la foto se aprecia el cartel señalizador del inicio de la “Ruta del Castillo del Névalo”.
 
A lo largo del itinerario de la Ruta del Castillo del Névalo se contemplaron varias paradas para realizar escuchas y tratar de identificar las especies, siempre bajo la atenta supervisión del profesor.
En esta parada, ya durante el tramo de ascenso campo a través hasta las ruinas del Castillo del Névalo, se observó una peña utilizada como posadero por los buitres, hecho avalado por la presencia de excrementos y egagrópilas.
Ya en la culminación de la subida, en el vértice geodésico, nos subimos a la torreta de control de incendios construida en este enclave, desde donde pudimos contemplar el vuelo de varios buitres leonados (Gyps fulvus) y el de un gavilán (Accipiter nisus).
Desde la torreta de control, en el punto más culminante del cerro, se divisa una amplia panorámica de Sierra Morena, con un paisaje forestal sólo interrumpido por la blancura de algún cortijo pero en el que no se observa ninguna población. Un punto de indudable valor paisajístico.
El taller se ha desarrollado en un ambiente distendido y cordial, y ha estado presidido por el gran interés mostrado por los alumnos. Tras las prácticas de la tarde del sábado se dispuso una merienda con una amplia variedad de productos ecológicos.

Agradecimientos:
al profesor del taller, Rafa Romero Porrino, que ha derrochado entusiasmo y lo ha sabido transmitir a los alumnos. Un gran ornitólogo y mejor persona. Nos consta por otro lado que ha hecho gala de una gran profesionalidad, ya que a pesar de encontrarse indispuesto, pudo sacar adelante sin problema y con nota la ruta y las sesiones del sábado. ¡Gracias, Rafa!
A las bosqueteras animadas que han ayudado a lo largo del fin de semana, Ire, Raquel y Yessi. Sin olvidar Rafael Tamajón se encargó de la Secretaria técnica y también estuvo presente durante el taller.