GBs (grandes branquiópodos): una iniciación

Nos reunimos en un aula del departamento de zoología de la Universidad de Córdoba para un taller de iniciación al estudio de crustáceos branquiópodos (en su primera edición). La quedada fue muy especial ya que acudieron buena parte de los participantes del proyecto de inventariado de charcas de las provincias de Córdoba y Málaga (conocidos como "los branquimakis"). También aprovecharon la oportunidad los estudiantes de Miguel Gaju para completar su prácticas de laboratorio. En total, unas 27 personas muy atentas y con ganas de aprender.

Como los otros talleres que organizamos, hubo una mezcla entre charlas introductorias para conocer los crustáceos y en especial los branquiópodos, una práctica de laboratorio para aprender a reconocer las principales características diagnósticas e identificar cuantas más especies posibles, y una salida al campo.

Buen ambiente en el laboratorio de la Facultad
Complicado fue observar la pequeña lamina presente en el exopodito de los toracópodos del Maghrebesteria maroccana (!) -más difícil aún es estar seguro que no se observa en el Cyzicus grubei (!). Pero, tras el debido esfuerzo, lo conseguimos. Identificar los branquiópodos -aunque grandes- no es tarea fácil para el principiante... pero esperamos que tras esta primera experiencia, las dudas se aclaren poco a poco. En cualquier caso, algunos consiguieron identificar sus ocho especies, lo que demuestra que es posible.
Un momento antes la segunda charla
Finalizamos la parte de aula con una charla sobre charcas temporales, el proyecto de inventariado y varios resultados obtenidos. El más interesante: la detección de unas 10 charcas de interés nacional en la provincia de Córdoba.
Revisión de la bibliografía hasta el año 2012
Esfuerzo de muestreo hasta fin de 2012 (n= 249 charcas). Cuadrícula Roja: de importancia nacional para los GBs; Amarilla: presencia de GBs; Azul: muestreada sin detección.

Luego, como el tiempo era bastante lluvioso anulamos el picnic y nos refugiamos a tomar un arroz en un bar de las afueras; y finalmente nos pusimos a muestrear... un rato breve ... ya que la lluvia se puso fuerte, pero suficiente tiempo como para ver branquiópodos in situ y constatar la selección de micro-hábitats en la charca.
La lluvia no es un problema para muestrear... sí para rellenar el cuaderno de campo...

Los formidables Triops consiguieron su efecto para acabar la jornada de forma grandiosa.
Triops (del griego "Tres" "Ojos"), se distingue fácilmente del más norteño Lepidurus apus por sus largas "antenas" (en realidad son los primeros pares de patas ya que las verdaderas antenas son cortas y no sobresalen del caparazón).

Agradecimientos: muy especial a Miguel Gaju (UCO) por facilitarnos la disponibilidad del Aula para la práctica; al bar "El Sitio" por su espectacular acogida; a Matías de la Hera por las fotos; a todos los participantes por su entrega y buen humor.