La fuga de Alcatraz

La pasada Semana Santa pintó marinera para el Bosque Animado. Un grupito pequeño pero con mucha marcha decidió partir en expedición a tierras Bretonas. Objetivos había muchos pero uno de los principales fue visitar la segunda colonia europea más importante de cría de Alcatraz.

Les Sept-Îles, primera Reserva Natural declarada en Francia, frente a la costa bretona. La mancha blanca es la acumulación de aves en la isla (no el guano)...
Esta basta colonia, con más de 23.000 parejas, se encuentra en una de las islas que conforma la Reserva Natural de Sept-Iles próxima a Perros Guirec en la Costa de Granito Rosa. Junto a los alcatraces otras aves marinas como el frailecillo, el alca y el arao, comparten el territorio en menor número, claro.
La distancia entre los nidos es bien reglada: la longitud de dos cuellos y picos¡!

La salida en barco que realizamos nos permitió contemplar este fantástico espectáculo desde muy cerca. Los Alcatraces, perfectamente ordenados, situaban sus nidos, a modo de equilibristas, en pequeñas repisas de la pared rocosa de la isla. Para dar más calidez al nido, lo acondicionaban con restos de algas que transportaban en sus picos y renovaban periódicamente.
El varech, nombre breton de las algas, es muy apreciado en los nidos por su mullido
Los vuelos acrobáticos y los comportamientos de cortejo que algunos todavía practicaban eran muy llamativos. Pasamos un buen rato deleitándonos y haciendo fotografías y cuando ya pensábamos que nada más nos llamaría la atención, un grupito de frailecillos se posó a escasos metros de nuestra embarcación. Y no acabó ahí la historia, la foca “Wally” (por lo de ¿dónde está Wally?, ya que se camuflaba perfectamente) hizo su aparición cerca de una pequeña playita en la orilla de la isla, sólo nos dejo ver la cabecita gris brillante que asomaba curiosa entre el oleaje. Se trabaja de una foca gris que se dejó ver en contadas ocasiones durante la visita del islote.
Frailecillos avistados desde el barco
Nadie se mareo, así que pudimos disfrutar durante varias horas de un espectáculo que quedará marcado en nuestra memoria para siempre.