XIV Paseo Por Un Río Vivo (15/9/2011)

Paseo dedicado tanto a conocer el Balcón del Guadalquivir como a reflexionar sobre las necesidades y/o opciones de manejo de las riberas del río; tomando en cuenta al mismo tiempo sus caracteristicas urbanas y naturales.

En primer lugar se observa como las riadas, que se produjeron el año pasado, han depositado una gran cantidad de sedimentos, alcanzando hasta dos metros de altura. Estos sedimentos han sido colonizados por la vegetación, aumentando de forma considerable la cubierta vegetal de esta zona. Señalar que gran parte de la biomasa vegetal de esta zona es de especies autóctonas.

Se plantean los siguientes ejes de trabajos en las orillas:

  • Permitir un contacto visual y físico con el río en determinados tramos.
  • Fomentar la co-existencia de zonas con vegetación más densa y más salvaje con otras que permitan el acceso y el paseo por el bosque de ribera que se va formando.
  • Aumentar la diversidad de animales y plantas mediante un manejo continuo de la vegetación.
También se observa:
  • Una gran cantidad de residuos solidos en las orillas.
  • La existencia de un desagüe que regularmente vierte tanto residuos sólidos como aguas fecales que provoca malos olores.
  • Las aguas de excelente calidad aportadas por el arroyo Pedroche, aunque en caso de lluvias arrastran al río residuos solidos urbanos.