Primavera en Doñana

Nos manda esta selección de imágenes marismeñas David Pérez, voluntario del campo de Cardeña 2010. Esperamos que disfrutáis tanto como nosotros de su talento fotográfico. ¡Enhorabuena David!

Ésta araña se pasea por una Armeria velutina, abundante en Doñana pero presente en el Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de
Andalucía. Las flores en ésta época esconden sorpresas.
Magnífica estampa de ésta vieja encina que sirve de hogar a una
comunidad de cigüeñas.
2010 y 2011 han sido buenos años en Doñana. El agua fluye por las marismas dando
cobijo a una gran cantidad de libélulas y caballitos del diablo, no ví
antes ninguno con unos ojos tan bonitos como éste. Me vió y dejó que
retratara su mirada.
Cualquier lugar tranquilo es bueno para una familia numerosa
de cernícalos.
Elegantes, de pico singular, iris rojo y blancas plumas -como un ave
sacado de un cuento mitológico-, las espátulas
recuperan poco a poco sus poblaciones.
Las flores de éstas boraginácea se adelantan para dar la bienvenida a
la primavera creando alfombras moradas sobra la hierba verde.
Tras atravesar el continente africano y construir un elaborado nido,
estas golondrinas disfrutan de su merecido descanso.
Al fondo, un jardín de ranúnculo cubre con una capa blanca y tupida
las aguas marismeñas.
Desde las alturas, las marismas se pierden a lo lejos en un
horizonte sin fin. Esta fotografía representa tan solo una pequeñisima porción de las
inmensas marismas de Doñana.
Muchas mañanas nos encontramos con una espesa niebla... Madrugar es bueno para ver aves, pero no siempre es así.
Por suerte, sorprendimos este martinete con sus colores cenizos a juego con la niebla.
Los grupos de moritos son cada vez mas comunes en Doñana donde las poblaciones ascienden de manera vertiginosa. Visten una máscara blanca y elegantes plumas negras que reflejan tonalidades rojas, verdes y azules.
Las orugas se alimentan de los brotes tiernos ... pronto el campos se
cubrirá de mariposas.
Al comienzo de la primavera, los somormujos lavancos visten sus mejores galas para dar paso a bailes sincronizados en pareja. Un espectáculo para disfrutar.
Las tortugas con su aspecto de viejas y muy longevas, son símbolo de
sabiduría en muchas culturas. En la península ibérica, las tortugas moras tienen serios problemas de expansión: en Doñana se ven protegidas pero sin apenas posibilidades de colonizar nuevas zonas. Son tempraneras pero no madrugadoras; las hay grandes, pequeñas, amarillentas, más oscuras, nerviosas, tranquilas... es un regalo el contemplarlas en su hábitat natural.
En el Parque Natural de Doñana existen varios centros de visitantes
con observatorios para poder contemplar las aves sin molestarlas. Aves
como los porrones europeos, garzas, patos cuchara, flamencos,
zampullines chicos, aguiluchos laguneros, patos mandarines y un largo
etc serán fáciles de encontrar aquí en primavera.



Terminado el ciclo de Gestión y Organización de los Recursos Naturales y Paisajísticos en Sevilla, me concedieron las practicas en el Parque Nacional de Doñana.
He tenido la oportunidad de
patear dunas, dehesas, marismas y bosques, he trabajado con vegetación, aves, reptiles, anfibios y peces. ¡Todo un lujo!