Odonatos en el río Guadalmina (Málaga)


Aún hay ríos en Málaga que aguantan imbatibles la falta de lluvias, las extracciones y el urbanismo desmesurado y que todavía llevan un buen caudal de agua durante todo el año. Al visitarlos da la sensación de que la vida bulle por sus cauces. Uno de estos ríos es el Guadalmina. Este río nace en Igualeja (Sierra Blanca y Sierra Parda) y desemboca entre los términos de Marbella y Estepona. Circula de forma subterránea por las sierras calizas y sale a la superficie cuando entra en contacto con las peridotitas (una rarísima roca magmática, que cuenta con una gran extensión en la provincia) y que, debido a su impermeabilidad, provoca que el agua aflore al exterior. Otra característica de las peridotitas es que tienen una alta toxicidad para las plantas, lo que lleva a la aparición de numerosos endemismos vegetales.

- Río Guadalmina (Benahavís) -

Allí nos fuimos J. Manuel Moreno Benítez, un buen amigo y naturalista malagueño, y yo. Nuestra visita se centra en una zona cercana a la localidad de Benahavís, a la que se accede por la A-7 desde Málaga en sentido hacia Estepona  y, una vez pasado San Pedro de Alcántara, desviándose a la derecha por la subida hacia la citada localidad.
En esta zona del curso medio-alto del río, pudimos disfrutar de sus meandros y bellas pozas de agua de una gran pureza y claridad, verdaderas piscinas naturales donde nos pudimos dar un chapuzón y sentir como los pececillos nos mordisqueaban por todo el cuerpo. Detectar excrementos de nutria no fue difícil, además de la observación del bonito martín pescador y de una impresionante águila culebrera que se levantó a escasos cincuenta metros de nosotros. No pudimos ver al mirlo acuático, aunque tenemos noticias de que también anda por allí.
Lo que si pudimos ver fue una gran población de libélulas que revoloteaban por todos lados, entre juncos, eneas y sauces, las más pequeñas y algunas grandes incluso por encima de los abundantes pinos resineros y que prontamente nos dispusimos a identificar…Trithemis annulata, inconfundible….y la otra, T. kirbyi,   ¡¡¡estupendo !!! Y encima se ha quedado sujeta al ápice de una planta por una sustancia pegajosa que segrega. Aprovechamos su inmovilidad para echar unas fotitos y seguidamente la liberamos. Poco después, sobre la grava de la orilla del azud, trataban de pasar desapercibidas las Brachythemis leucosticta y nos sobrevolaba de vez en cuando algún ejemplar de Boyeria irene. Uno de ellos tuvo la mala suerte de encontrarse con un coche, ya que lo encontramos aleteando casi muerto en la carretera. Allí también pudimos observar, en un pequeño arroyo cercano, Calopteryx haemorroidalis y Lestes viridis. Una hembra de estos últimos atrapó una crisopa y se la comió tranquilamente mientras la mirábamos embobados como chiquillos.
Siguiendo el único camino accesible que nos lleva río arriba, empezamos a ver abundantes Zigonix torridus que nos acompañaron todo el resto del recorrido por este tramo de río. Igualmente se vieron Onychogomphus, Orthetrum, Sympetrum, Crocothemis y algunas especies más, hasta un número de dieciocho que relaciono en la lista de observaciones adjunta.
Desde luego, un lugar muy recomendable para echar un día de campeo, con posibilidades de refrescarse alegremente en este verano tan caluroso y con una geología y flora realmente únicas en la Península.
 Trithemis kirbyi m.

Fecha: 21.08.10, desde las 10:00 hrs. hasta las 20:30 hrs.
Localización: Río Guadalmina - Benahavís (Málaga). CUADRÍCULA UTM: UF 14
Lista de especies observadas:
- C. haemorrhoidalis (abundante)
- L. viridis (abundante)
- Ishnura sp. - creo que graellsii (muy abundante)
- E. lindenii (abundante)
- P. latipes (varios ind.)
- A. imperator (varios ind.)
- A. parthenope (varios ind.)
- B. irene (abundante)
- O. uncatus (1 ind.)
- O. forcipatus (2 ind.)
- O. cancellatum (1 ind. macho)
- O. chrysostigma (muy abundante)
- S. fonscolombii (varios ind.)
- C. erythraea (muy abundante)
- T. annulata (muy abundante)
- T. kirbyi (muy abundante)
- B. leucosticta (varios ind.)

 
Javier Ripoll