Emperador Vagabundo Anax ephipigger


Introducción:
Son siete las especies de Odonatos, es decir las libélulas entendido en su sentido amplio, citadas en la literaturas como presentes en los Sotos de la Albolafia. Se trata de los dos caballitos del diablo (Zygoptera): el Caballito de Patas Muy Anchas (Platycnemis latipes) y la Coletilla Azul Iberica (Ischnura graellsi); y de las cinco libélulas senso stricto (Anisoptera): el Halconero Migrador (Aeschna mixta), el Gonfo-Gancho Palído (Onychogomphus costae), la Libélula Escarlata (Crocothemis erythrea), el Simpetrum de Veinas Rojas (Sympetrum fonscolombei) y la Libélula Morada (Trithemis annulata) (Cano Villegas 2004). 

Se trata de especies con alto poder de dispersión y de gran tolerancia ecológica, especialmente los Anisopteros, por lo que la fauna del río puede considerarse relativamente pobre. 

Otras observaciones propias a lo largo de los años 2004-2007 apuntan a una muy baja densidad de individuos. Existe una notable excepción en este esquema general: la presencia de una población de una especie rara y muy importante de cara a la conservación del río Onychogomphus costae. Cano Villegas en su trabajo estableció la autoctonia de esta especie (presencia de larvas y de individuos recién emergidos).

Observación Es de interés mencionar la presencia de otra especie escasa y de presencia más bien esporádica en Europa, el Emperador Vagabundo (Anax ephipigger), observada en marzo de 2004. Esta especie de gran tamaño es un aeshnido reconocible por llevar una mancha dorsal azul en el tercer segmento abdominal y la punta de los cercos puntiagudos en los machos (ver foto). Se constató una invasión de una decena de individuos durante por al menos tres semanas. Este mismo año se pudo observar también un individuo alejado del agua en Medina Azahara el 3 de julio.Los adultos fueron observados en vuelo y alimentándose en las zonas herbáceas a proximidad del Molino de San Antonio.No es la primera vez que se observa esta especie en Córdoba ya que varios naturalistas constataron incluso su reproducción en las charcas someras de la cantera de Asland (próxima a la capital) al inicio de los 90 (Tamajon, comunicación personal). Esta especie es errante aprovechando para reproducirse las aguas someras que aparecen después de las lluvias en zonas áridas de su amplia área distribución africana (Dijkstra 2006). Su presencia en el río puede considerarse accidental, alargando por tanto la lista de odonatos de gran dispersión presentes en el río.

Literatura citada CANO-VILLEGAS, F.J. 2004. Los Odonatos del Monumento Natural de los Sotos de la Albolafia: Río Guadalquivir (Córdoba, Andalucía). Boletín de la S.A.E 11: 7-13.DIJKSTRA, K-D.B. & LEWINGTON, R. 2006. Field guide to the dragonflies of Britain and Europe. Gillingham: British Wildlife Publishing.


Florent Prunier