Taller "Iniciación a la identificación de libélulas", Cazorla


Participan 17 alumnos en el “Taller de iniciación a la identificaciónde libélulas de la Península Ibérica " celebrado en el CETEAM de Cazorla.
Sábado. Tras una ponencia inicial, se trabajó con mucha intensidad sobre especímenes de la colección de referencia, primero para aprender a reconocer los principales rasgos morfológicos, luego para diferenciar las principales familias de libélulas y muy rápidamente empezar a identificar especies de Anisoptera, en particular la rica familia de los Libellulidae (Trithemis, Crocothemis, Sympetrum,Brachythemis, Diplacodes, Orthetrum).





Por la tarde, el grupo se trasladó al área recreativa “Los Rodeos”,detrás del jardín botánico Torre del Vinagre, justo en la desembocadura del río Borosa, donde aún fluye libre el Guadalquivir antes del embalse del Tranco de Beas. Se pusieron allí en práctica los diferentes métodos convencionales de muestreo de libélulas, tanto de adultos, como de larvas y de exuvias. Los resultados fueron espectaculares con la observación de 12 especies, incluyendo algunas muy raras e interesantes (*):

Calopteryx haemorrhoidalis, Calopteryx xanthostoma, Platycnemis latipes, Ceriagrion tenellum (*), Erythromma lindenii, Gomphus graslinii (*), Onychogomphus uncatus, Onychogomphus forcipatus, Cordulegaster boltonii, Boyeria irene, Macromia splendens (*), Oxygastra curtisii (*).

La riqueza de esta localidad fue recientemente descubierta por técnicos de la Consejeria de Medio Ambiente. El listado de especies se corresponde con la de un río bien conservado y llama la atención la baja proporción de especies generalistas con más amplios requerimientos ecológicos.





Domingo. En la segunda parte del taller, se profundizó con el conocimiento de los Anisóptera y se trabajó sobre especímenes de Zygoptera. Se finalizó la parte de laboratorio con una presentación donde se repasaron numerosas especies ibéricas. En ausencia de una charca en la proximidad del CETEAM para observar especies de ambientes de aguas templadas, se llevó a cabo una breve incursión en el río Cerezuelo a su paso por Cazorla. La fauna odonatológica es bastante pobre en este tramo, y sólo pudimos capturar un ejemplar de Cordulegaster boltonii. Aunque solo pudimos observar un espécimen, se aprovechó la ocasión para repasar la técnica de captura de adultos tras un "kung-fu libelulero" provechoso. Las jornadas concluyeron con ricas comidas cazorleñas.




Para los profesores fue muy agradable ver la buena progresión de los alumnos, pudiendo, al cabo de las dos sesiones de laboratorio,identificar correctamente la mayoría de los especímenes, incluyendo los grupos más complicados. Disfrutamos todos con la larga sesión de caza en el campo de la tarde-noche del sábado. Vocaciones de futuros odonatólogos se vislumbraron durante este fin desemana; esta es la mayor satisfacción para los profesores y el Bosque Animado. Saludos.


Florent Prunier y Juan Cesar Salamanca



Agradecimientos: Fundación Gypaetus por su colaboración y la cesión de las instalaciones como laboratorio improvisado; a los técnicos del parque natural por facilitar los permisos de recolecta; Mario López Monzalvett por la cesión de las fotos de Oxygastra y Gomphus.